This site is dedicated to all things I see and that I think are interesting to publish almost always are other very smart people.

curiosity

Discover “Unpaywall,” a New (and Legal) Browser Extension That Lets You Read Millions of Science Articles Normally Locked Up Behind Paywalls

Open Culture

Earlier this month, Impactstory, a nonprofit supported by grants from the National Science Foundation and the Alfred P. Sloan Foundation, launched, Unpaywall, a free browser extension that helps you “find open-access versions of paywalled research papers, instantly.”

As the co-founders of Impactstory describe itUnpaywall is “an extension for Chrome and Firefox that links you to free full-text as you browse research articles. Hit a paywall? No problem: click the green tab and read it free!”

Their FAQ gets into the mechanics a little more, but here’s the gist of how it works: “When you view a paywalled research article, Unpaywall automatically looks for a copy in our index of over 10 million free, legal fulltext PDFs. If we find one, click the green tab to read the article.”

While many science publishers put a paywall in front of scientific articles, it’s often the case that these articles have been published elsewhere in an open format. “More and more funders and universities are requiring authors to upload copies of their papers to [open] repositories. This has created a deep resource of legal open access papers…” And that’s what Unpaywall draws on.

This seems like quite a boon for researchers, journalists, students and policymakers. You can download the Unpaywall extension for Chrome and Firefox, or learn more about the new service at the Unpaywall website.

Note: Over at Metafilter, you can find a good list of sources of, or methods for, obtaining free academic content.

via London School of Economics/Metafilter

Follow Open Culture on Facebook and Twitter and share intelligent media with your friends. Or better yet, sign up for our daily email and get a daily dose of Open Culture in your inbox. 

If you’d like to support Open Culture and our mission, please consider making a donation to our site. It’s hard to rely 100% on ads, and your contributions will help us provide the best free cultural and educational materials.

Discover “Unpaywall,” a New (and Legal) Browser Extension That Lets You Read Millions of Science Articles Normally Locked Up Behind Paywalls is a post from: Open Culture. Follow us on Facebook, Twitter, and Google Plus, or get our Daily Email. And don’t miss our big collections of Free Online Courses, Free Online Movies, Free eBooksFree Audio Books, Free Foreign Language Lessons, and MOOCs.


En breve haremos bellos fractales como churros

Fractales. Todos hemos oído alguna vez el nombre, asociándolo a fantásticas formas que cambian y danzan, tomando formas geométricas que quizá todavía no habíamos imaginado.
No obstante, las matemáticas que los originan no son tan evidentes. Y para renderizar una sola imagen puedes tirarte un buen rato con tu ordenador de sobremesa, dada la potencia necesaria para calcular el resultado.
Pero eso va a cambiar. Mira lo que Tom Beddard ha creado, en el vídeo tras el salto, con un programa de su propia creación.

Pinche aquí para ver el vídeo

Sorprende que formas tan complejas las haya creado con su código. Eso sí, las ecuaciones no son suyas, si no de FractalForums.com. Él prefiere explorar, cambiar poco a poco un parámetro, ver qué ocurre:  a veces surgen estructuras con forma de árbol, otras veces formas geométricas, otras veces orgánicas.

Lo genial es que va a compartir su programa, llamado ShaderLab, con todos nosotros. Será una aplicación web de código abierto, cuyo punto más fuerte será trabajar “casi en tiempo real“. Es decir, que si tienes un buen equipo, apenas tendrás que esperar nada para ver los resultados.

Saldrá en las próximas semanas y será muy interesante probarlo. — Javier G. Pereda [subblue]


Eutanasia animal: matar a una ballena que agoniza

100+ Fogonazos by noreply@blogger.com (Antonio Martínez Ron)

Los científicos de la fotografía están delante del cadáver de una ballena en una playa de Alaska. Provistos de sus respectivos chubasqueros, ambos se disponen a realizar la autopsia del cetáceo, que les permitirá determinar las causas de la muerte. Pero ¿qué ocurre cuando llegan y el animal está todavía vivo? En muchas ocasiones sucede que la ballena está moribunda y es imposible llevarla de vuelta al agua, con lo que puede que el animal pase varios días agonizando ante la mirada de impotencia de los humanos. El veterinario Craig Harms describía hace unos días en The Guardian lo que se siente:

“Encontrar a una ballena viva en una playa es una experiencia muy diferente. Tienes el movimiento, su respiración, ella ve que está allí y tú puedes imaginar mejor cómo sería este animal nadando en el agua. Puedes ver sus músculos ondeándose debajo de los 15 cm o más de grasa. También ves a menudo las señales obvias de su estrés: heridas causadas por la hélice de un barco, por las redes, la respiración dificultosa, ampollas por todas partes, el aspecto demacrado y el daño de los carroñeros… Las gaviotas no esperan a que se mueran”.

Cuando una ballena se queda varada puede tardar hasta tres días en morir. Fuera del agua, el sol quema su piel y la gravedad causa el fallo de los sistemas circulatorio y respiratorio, lo que termina desembocando en una parada del corazón. Los veterinarios administran de vez en cuando calmantes al animal, para disminuir su sufrimiento, y una de las formas habituales de poner fin a la situación es cortar una de las arterias cerca de su cola para que se desangre lo antes posible, pero en ocasiones eso puede llevar hasta dos horas.

Procedimiento de eutanasia aplicado a una ballena en Carolina del Norte (EEUU)

¿Debemos intervenir los humanos en estos casos o dejar que la naturaleza siga su curso? Los científicos que trabajan en el tema intentan encontrar una manera efectiva de parar el sufrimiento sin dañar a otros organismos. Administrar pentobarbital, como se hace en casos de eutanasia humana, supone un peligro para la gran cadena de animales que se alimenta de los restos de la ballena. Podrías estar envenenando a toda una cadena alimenticia. En 2011, recuerdan en The Guardian, se registró el envenenamiento de un perro que ingirió un trozo de grasa de una ballena en una playa. El animal sobrevivió, pero habían pasado 21 días desde el sacrificio de la ballena y los trozos seguían siendo una amenaza.

El equipo de Craig Harms ha diseñado un protocolo de actuación que publica en The Journal of Wildlife Diseases, un sistema más rápido y menos tóxico para el ambiente. Se trata de una inyección de cloruro de potasio que se infiltra directamente en el corazón de la ballena mediante una gruesa jeringuilla construida al efecto. Después de sedar al animal, los científicos buscan el lugar adecuado para suministrar la dosis, que tienen un precio de unos 500 dólares.

El dispositivo diseñado por Craig Harms (Journal of Wildlife Diseases)

El nuevo método, aseguran, provoca la muerte de la ballena en menos de diez minutos y no es peligroso para los animales que se comen los restos. Los científicos han repartido las agujas especiales y el dispositivo para administrar el compuesto químico entre los miembros del equipo de protección de mamíferos marinos de EEUU. La próxima vez que aparezca uno de estos animales vivo en una playa, su sufrimiento durará mucho menos.

Referencia: Low-residue euthanasia of stranded mysticetes (The Journal of Wildlife Diseases)| Vía: The Guardian.

Entrada publicada en Fogonazos http://www.fogonazos.es/

Airships

 

Since the 1850s, engineers have been experimenting with powered lighter-than-air flight, essentially balloons with steering and propulsion. Like other early aeronautical experiments, the trial-and-error period was lengthy and hazardous. Dirigibles (with internal support structures) and blimps (powered balloons) were filled with lifting gases like hydrogen or helium, intended for many uses, from military and research to long-distance passenger service. The growth of the airship suffered numerous setbacks, including the famous Hindenburg disaster in 1937, and never developed into a major mode of travel. Despite the challenges, more than 150 years later, a number of airships are still in use and development around the world as cargo carriers, military platforms, promotional vehicles, and more. (See also 75 Years Since the Hindenburg Disaster). [38 photos]

Use j/k keys or ←/→ to navigate  Choose: 1024px 1280px

The German zeppelin Hindenburg floats past the Empire State Building over Manhattan, on August 8, 1936, en route to Lakehurst, New Jersey, from Germany. (AP Photo)

In 1905, pioneering balloonist Thomas Scott Baldwin’s latest airship returns from a flight over the City of Portland, Oregon, during the Lewis and Clark Centennial Exposition. (Library of Congress) #

An airship flies above the White House in Washington, D.C., in 1906. (George Buck, Library of Congress) #

The Baldwin airship at Hammondsport, New York, in 1907. Thomas Scott Baldwin, second from left, was a U.S. Army major during World War I. He became the first American to descend from a balloon by parachute. (Library of Congress) #

French military dirigible “Republique” leaving Moisson for Chalais-Mendon, in 1907. (Library of Congress) #

Zeppelin airship seen from water, August 4, 1908. (Library of Congress) #

A Clement-Bayard dirigible in shed, France, ca 1908. The lobes on the tail, meant for stability, were removed form later models, as they were found to slow the craft in the air. (Library of Congress) #

Wellman airship “America” viewed from the RMS TRENT, shown dragging her anchor, ca 1910. (Library of Congress) #

Boats, airplane, and airship, ca. 1922. Possibly the U.S. Navy’s SCDA O-1. (Library of Congress) #

Luftskipet (airship) “Norge” over Ekeberg, Norway, on April 14, 1926. (National Library of Norway) #

The giant German dirigible Graf Zeppelin, at Lakehurst, New Jersey, on August 29, 1929. (AP Photo) #

The Graf Zeppelin flies low over Tokyo before proceeding to Kasumigaura Airport on its around-the-world flight, on August 19, 1929. (AP Photo) #

A pair of Gloster Grebe fighter planes, tethered to the underside of the British Royal Navy airship R33, in October of 1926. (Deutsches Bundesarchiv) #

British M.P.s walk onto an airship gangplank, in Cardington, England, in the 1920s. (Library of Congress) #

The U.S. Navy’s dirigible Los Angeles, upended after a turbulent wind from the Atlantic flipped the 700-foot airship on its nose at Lakehurst, New Jersey, in 1926. The ship slowly righted itself and there were no serious injuries to the crew of 25. (AP Photo) #

Aerial view of the USS Akron over Washington, D.C., in 1931, with the long north diagonal of New Jersey Avenue bisected by the balloon and Massachusetts Avenue seen just beneath the ship. (Library of Congress) #

Passengers in the dining room of the Hindenburg, in April of 1936. (OFF/AFP/Getty Images) #

Interior hull of a U.S. Navy dirigible before gas cells were installed, ca. 1933. (National Archives) #

The Graf Zeppelin over the old city of Jerusalem, April 26, 1931. (Library of Congress) #

The mechanic of the rear engine gondola changes shift climbing inside the mantle of the airship, as the Graf Zeppelin sails over the Atlantic Ocean in a seven-day journey from Europe to South America, in August of 1933. (AP Photo/Alfred Eisenstaedt) #

The German-built zeppelin Hindenburg trundles into the U.S. Navy hangar, its nose hooked to the mobile mooring tower, at Lakehurst, New Jersey, on May 9, 1936. The rigid airship had just set a record for its first north Atlantic crossing, the first leg of ten scheduled round trips between Germany and America. (AP Photo) #

The Hindenburg flies over Manhattan, on May 6, 1937. A few hours later, the ship burst into flames in an attempt to land at Lakehurst, New Jersey. (AP Photo) #

The German dirigible Hindenburg crashes to earth, tail first, in flaming ruins after exploding at the U.S. Naval Station in Lakehurst, New Jersey, on May 6, 1937. The disaster, which killed 36 people after a 60-hour transatlantic flight from Germany, ended regular passenger service by the lighter-than-air airships. (AP Photo/Murray Becker) #

The airship USS Macon, moored at Hangar One at Moffett Federal Airfield near Mountain View, California. (AP Photo/U.S. Navy) #

The USS Akron launches a Consolidated N2Y-1 training plane during flight tests near Naval Air Station at Lakehurst, New Jersey, on May 4, 1932. (U.S. Navy) #

The USS Los Angeles, moored to the USS Patoka. (San Diego Air and Space Museum Archive) #

The wreckage of the naval dirigible USS Akron is brought to the surface of the ocean off the coast of New Jersey, on April 23, 1933. The Akron went down in a violent storm off the New Jersey coast. The disaster claimed 73 lives, more than twice as many as the crash of the Hindenburg. The USS Akron, a 785-foot dirigible, was in its third year of flight when a violent storm sent it crashing tail-first into the Atlantic Ocean shortly after midnight on April 4, 1933. (AP Photo) #

Sunset over the Atlantic finds a United Nations convoy moving peacefully towards it destination during World War II. A U.S. Navy blimp, hovering overhead, is on the lookout for any sign of enemy submarines, in June of 1943. (Library of Congress) #

The USS Macon sails over lower Manhattan, on October 9, 1933. (AP Photo/U.S. Navy) #

At a Nevada nuclear test site test Site, on August 7, 1957, the tail of a U.S. Navy Blimp is photographed with the cloud of a nuclear blast in the background. The Blimp was in temporary free flight in excess of five miles from ground zero when it collapsed from the shock wave of the blast. The airship was unmanned and was used in military effects experiments. Navy personnel on the ground in the vicinity of the experimental area were unhurt. (National Nuclear Security Administration) #

A small zeppelin airship flies through the air above the men’s downhill race of the Alpine skiing World Cup, in Garmisch-Partenkirchen, Germany, on February 24, 2007. (Timm Schamberger/AFP/Getty Images) #

Stephane Rousson pedals his airship over the English Channel on September 28, 2008 off Hythe, England. Rousson failed in an earlier attempt to make the 34-mile (55km) journey across the English Chanel in a pedal powered airship. On his second attempt, he made it only halfway before deciding to give up. (Peter Macdiarmid/Getty Images) #

The MetLife blimp soars above the course during the third round of THE PLAYERS Championship in Ponte Vedra Beach, Florida, on May 8, 2010. (Richard Heathcote/Getty Images) #

Lower Manhattan, viewed at night from the DIRECTV blimp, on September 13, 2009. (Mario Tama/Getty Images) #

A dog sniffs the airship of French explorer Jean-Louis Etienne, that was to have flown a mission to measure the thickness of north Polar ice, but which was seriously damaged on January 22, 2008, when fierce winds ripped it from its moorings and slammed it into a house in Tourettes, southern France. (AP Photo/Lionel Cironneau) #

An airship advertising a resort in Dubai passes the London Eye Ferris wheel in London, on November 9, 2006. (Peter Macdiarmid/Getty Images) #

The Long Endurance Multi-Intelligence Vehicle approaches the landing area above Joint Base McGuire-Dix-Lakehurst, New Jersey, during its first flight, on August 7, 2012. The LEMV is intended to provide sensors capable of persistent intelligence, surveillance, and reconnaissance in a forward combat environment. (U.S. Army/Jim Kendall) #

Bradley Hasemeyer uses his smartphone to photograph the Aeroscraft airship, a high-tech prototype airship, outside a World War II-era hangar in Tustin, California, on January 24, 2013. Work is almost done on the 230-foot rigid airship prototype inside the blimp hangar in Orange County. The huge cargo-carrying airship has shiny aluminum skin and a rigid, 230-foot aluminum and carbon fiber skeleton. The prototype is half the size of the planned full-scale version, which will be designed to carry up to 250 tons of cargo. (AP Photo/Jae C. Hong) #

Un viajero aéreo en hibernación. Madrid-Barajas, 4 de junio de 1969.

Un viajero aéreo en hibernación.
Madrid-Barajas, 4 de junio de 1969.

Un DC-8 de Iberia llega de Cuba. De pronto, un hombre jóven cae del pozo derecho del aterrizador principal. Su rostro presenta síntomas de congelación. Permanece en estado de coma. Pasajero clandestino, ¡ha atravesado el Atlántico en hibernación! Recuperado el conocimiento, Armando Socarras, cuenta su aventura. Decidido a huir con un amigo, justo antes de que despegara el DC-8 de La Habana, trepó por el aterrizador hasta el pozo. Después perdió el conocimiento, y ha viajado a -35ºC durante 8 horas. Al llegar, la torre de control indica al DC-8 que realice un circuito de espera a baja altitud y Armando se deshiberna como en un quirófano. No ha vuelto a ver a su compañero. Escondido en el hueco del aterrizador principal derecho, probablemente cayó al vacío. [Su cuerpo nunca apareció].

dc_8

Sorprendente, cuando menos. Lo que más me llama la atención es el asunto de la “hibernación”. En teoría el sufrido Armando debía haber fallecido por congelación e hipoxia, pero sobrevivió. El caso encontró bastante eco en la prensa de la época, como puede verse, por ejemplo, en esta edición del diario ABC del día 5 de junio de 1969.

__________
Imagen: Vista desde un Douglas DC-8 en vuelo.

Volando de Cuba a Madrid, ¿hibernado? apareció originalmente en Tecnología Obsoleta, 13 octubre 2013.


Test de empatía para saber si eres un psicópata

 

a

¿Os acordáis del dilema moral al que debe enfrentarse Batman en The Dark Knight? Sí, aquello de dejar que muera un grupo de personas a cambio de salvar a otro. Esa clase de dilemas son difíciles, aunque pueden servir para detectar a psicópatas… incluso la clase de psicópatas que no parecen psicópatas. Algo así como el Test Voight-Kampff de Blade Runner para detectar replicantes, que de tan sutil incluso puede.. en fin, no digo nada más por evitar posibles spoilers.

Joshua Greene, psicólogo de la Universidad de Harvard, examinó durante años cómo los psicópatas se enfrentaban a diversos dilemas morales de este estilo, y también qué pasaba dentro de sus cerebros cuando lo hacían.

Lo que descubrió es que hay psicópatas que son profundamente empáticos (lo cual parece contradecir la frialdad de los psicópatas), pero que, sin embargo, desplegaban una clase de empatía mecánica, funcional, “fría”, como la de un botón que activa una respuesta. Pero antes de seguir, veamos dos clases de dilemas morales, a ver qué pasa.

Primer dilema

El siguiente dilema fue propuesto por la filósofa Phipilla Foot:

Un vagón de ferrocarril corre por unas vías. En su camino se encuentran cinco personas atrapadas, que no pueden escapar. Afortunadamente, usted puede darle a un interruptor que desviará el vagón a una vía muerta, apartando así el vagón de las cinco personas… pero con un precio. Hay otra persona atrapada también en ese desvío, y el vagón matará a esa persona. ¿Debería usted darle al interruptor?

La mayoría de nosotros decidirá sin demasiados problemas morales en base a una ética utilitarista: la opción que mate a menos gente. No es agradable, pero no hacer nada aún sería peor. Como en el caso de la democracia, es la opción menos mala.

Segundo dilema

El siguiente dilema fue propuesto por la filósofa Judith Jarvis Thomson:

Como antes, un vagón de ferrocarril va descontrolado por una vía hacia cinco personas. Pero esta vez, usted se encuentra de pie detrás de un desconocido muy corpulento en una pasarela peatonal por encima de las vías. La única forma de salvar a las cinco personas es arrojar al desconocido a las vías. Éste morirá al caer, desde luego. Pero su corpulencia considerable bloqueará el vagón, salvando así cinco vidas. ¿Debería usted empujarle?

El dilema es el mismo: es mejor matar a una persona que a cinco. Sin embargo, nos cuesta mucho más empujar a una persona a la vía. Porque participamos activamente en el homicidio, incluso lo propiciamos nosotros. Así pues, probablemente preferiremos no hacer nada.

Empatía fría

d

Lo que sugiere Joshua Green es que estos dos dilemas morales afectan a dos regiones distintas del cerebro. El primer dilema, el córtex prefrontal y el córtex parietal posterior, implicados en nuestra experiencia objetiva de la empatía “fría”: el razonamiento y el pensamiento racional. El segundo dilema, afecta a la amígdala, el centro emocional del cerebro, el circuito de la empatía “caliente”. Y tal y como señala Kevin Dutton en su libro La sabiduría de los psicópatas:

Como la mayoría de los miembros normales de la población, los psicópatas no tienen demasiado problema a la hora de resolver el dilema presentado en el caso 1. Dan al interruptor y el tren se desvía, matando a una sola persona en lugar de matar a cinco. Sin embargo (y aquí es donde la cosa se pone interesante), a diferencia de la gente normal tampoco tendrían demasiados problemas en el caso 2. Los psicópatas se quedarían muy tranquilos empujando al tipo gordo a las vías sin pestañear, si no queda más remedio.

Estudios de Daniel Bartels, de la Universidad de Columbia, y David Pizarro, de Cornell, sugieren que el 90 % de las personas se negarían a empujar a un desconocido desde el puente para salvar cinco vidas. El 10 % restante son calculadores y empáticos en la versión más automatizada posible, gente que quizá está a nuestro alrededor y ha encauzado sus habilidades psicopáticas para liderar una empresa, para ejercer como neurocirujanos o para ingresar en el ejército.


La noticia Test de empatía para saber si eres un psicópata fue publicada originalmente en Xatakaciencia por Sergio Parra.


Herética imprenta

TwitterFacebookLinkedInBufferMail
Evernote

+Tag

Berkeley

De vez en cuando, al repasar documentos históricos, me sorprenden ciertas afirmaciones. Sí, ya sé que nunca se debe contemplar este tipo de escritos con los ojos actuales y que hay que situar todo en su tiempo y en las formas de pensamiento de la época, pero no deja de chocarme esta sentencia con la que acabo de cruzarme. Tal era la forma de pensar de Sir William Berkeley, gobernador de Virginia, que opinaba hacia 1670 lo siguiente acerca de la enseñanza libre y la imprenta aunque, desde su punto de vista como garante colonial, tenía bastante razón, a fin de cuentas la Revolución de las Trece Colonias se encontraba en el horizonte…

Doy gracias a Dios de que no haya entre nosotros escuelas para todos ni imprentas que propaguen libros, pues la instrucción produce desobediencia y herejía, y la imprenta las divulga.

_____________
Imagen: Retrato de Sir William Berkeley. Library of Virginia.

Herética imprenta apareció originalmente en Tecnología Obsoleta, 17 septiembre 2013.


vida silvestre DSC07706 DSC07705 DSC07707 DSC07708 DSC07709 DSC07694 DSC07693 DSC07710 DSC07698 DSC07697 DSC07699 DSC07656 DSC07692 DSC07696 DSC07653 DSC07667 DSC07648 DSC07647 DSC07700 DSC07652 DSC07650 DSC07651 DSC07646 DSC07649 DSC07657 DSC07654 DSC07655


El castillo de fantasía de Ferdinand Cheval by alpoma

Hace algunos años alcanzó la fama un vecino de Mejorada del Campo, en Madrid, gracias a un anuncio de televisión sobre cierto refresco. Se trata de Justo Gallego Martínez, que lleva medio siglo construyendo con sus propias manos toda una categral diseñada por él mismo. Es uno de los casos más conocidos de los que se llama arte marginal o de lo que Juan Antonio Ramírez llamó escultecturas margivagantes.

Pero, si hubiera que buscar un ejemplo clásico de ese tipo de construcciones autodidactas, sin duda habrá que acudir a un cartero francés que vivió entre 1836 y 1924. Atendía al nombre de Ferdinand Cheval y, salvo por ciertos toques de originalidad, o más bien de extravagancia, no parecía destinado a crear nada sorprendente hasta que un día tropezó con una extraña piedra. Bien, lo más seguro es que se trataba de una piedra corriente, pero por alguna razón a Ferdinand le llamó poderosamente la atención. Al día siguiente decidió recoger otra piedra, luego otra y, más tarde, todo un montón de piedras en el mismo lugar. Y, así, como si fuera la cosa más normal del mundo, durante más de tres décadas el cartero aprovechó su ruta diaria para ir recogiendo piedras del camino.

castillo_1
Palais idéal. Fuente: Postman Cheval’s Ideal Palace.

Con el paso del tiempo, sobre todo por las noches, levantó con las piedras una especie de muralla para cierto castillo que habitaba en su imaginación. Posteriormente elevó una torre y decenas de estructuras aledañas consinuosas formas inspiradas en el arte hindú. El cartero quiso que fuera enterrado en su castillo, construido piedra a piedra con sus propias manos, pero le negaron el permiso para ello, por lo que sus años finales los pasó creando una especie de réplica más pequeña de su castillo en el cementerio del pueblo a modo de mausoleo.

castillo_2
Palais idéal. Fuente: Postman Cheval’s Ideal Palace.

El cartero falleció y poca gente hizo caso de ello, a fin de cuentas le trataban como si fuera un bobo, las burlas eran comunes pero no parecían hacerle daño alguno. El castillo quedó ahí, esperando, sin llamar la atención hasta que algunos artistas célebres como Picasso sintieron atracción hacia sus extrañas formas. A finales de los años sesenta del siglo pasado el castillo de Ferdinand Cheval, o Palais idéal, fue declarado monumento histórico por las autoridades francesas. El castillo, que puede visitarse en Hauterives, departamento del Drôme en la región de Rhône-Alpes, ha quedado como ejemplo palmario de la “locura” creativa de un hombre solitario que, simplemente, quiso dar forma a un sueño sin atender a las risas ni a las burlas de sus contemporáneos.

Vía Professor Elliot.

 

Enhanced by Zemanta

Don Juan en Marte: argumentos para la existencia de agua líquida by César

 

Cuando Don Roe y John Hickey sobrevolaban con su helicóptero el valle Wright de la Antártida en 1961 a una temperatura exterior de 30 grados bajo cero, no pudieron creer lo que vieron: un lago de agua líquida. El lago Don Juan (llamado así en honor a sus descubridores) es el charco (porque es poco más que un charco) más increíble del planeta Tierra y podría dar pistas de cómo podría haber agua líquida en lugares tan fríos y secos como Marte.
El secreto del lago Don Juan para mantenerse líquido es su alta salinidad, mayor que la de cualquier otra acumulación natural de agua de la Tierra. Sin embargo, el origen de esta salinidad era un misterio. Y decimos era porque un estudio encabezado por James Dickson, de la Universidad de Brown (EE.UU.), y publicado enScientific Reports revela de donde saca el Don Juan sus sales.
Los investigadores usaron time-lapses (16.000 fotografías en 2 meses) y datos meteorológicos para determinar que el origen del agua no era subterráneo, sino que provenía de la delicuescencia de las sales presentes en el suelo, es decir, las sales no son aportadas al lago por una corriente de agua salada, sino que las sales están presentes en el suelo y toman agua de la atmósfera disolviéndose. También se detectó otro pequeño aporte de agua proveniente de la nieve derretida. Todo junto forma un charco capaz de mantenerse líquido en uno de los lugares más fríos y secos de la Tierra, basándose en el efecto de reducción de la temperatura de congelación que supone la presencia de sal en el agua, tan conocido en las zonas donde nieva habitualmente.

 

Popout

 

Lo que las imágenes muestran es que los niveles de agua en el charco se incrementan coincidiendo con los picos de temperatura diarios, lo que sugiere que el agua viene en parte de la nieve calentada justo lo suficiente a mediodía para derretirse. Pero el aporte de agua fresca no explica el alto contenido salino, que es ocho veces mayor que el del mar Muerto.

La segunda fuente de aportes al lago viene de un canal de sedimento suelto localizado al oeste del charco. Investigaciones anteriores había encontrado que ese sedimento era rico en cloruro cálcico. Para comprobar que efectivamente esta era la fuente los investigadores colocaron una segunda cámara para monitorizar el canal y sincronizaron los datos, al igual que los de la primera cámara, con los datos de las estaciones meteorológicas cercanas.

 

Popout

 

Las imágenes muestran marcas oscuras de humedad que se forman en el suelo cada vez que aumentaba la humedad relativa del aire. Existen marcas de agua similares en un precipicio al norte del charco. Lo que forma estas marcas es las sales del suelo absorbiendo la humedad disponible en el aire, lo que antes hemos llamado delicuescencia. Estas sales cargadas de humedad atraviesan el suelo suelto hasta llegar a la capa de permafrost inferior. Y ahí esperan hasta que un aumento de temperatura suficiente les permitan usar nieve derretida para llegar al lago a través del canal.
Estos resultados contradicen la hipótesis predominante desde el descubrimiento del lago en 1961 que afirmaba que las salmueras tenían un origen subterráneo.
Los aficionados a la exploración marciana ya habrán asociado las marcas de agua del lago Don Juan a algunos hallazgos hechos en Marte. En concreto a marcas oscuras que parecen fluir ladera abajo en algunos cortados y precipicios. Suelen ocurrir en los mismos lugares en las mismas épocas del año marciano. Se ha especulado con que estas marcas podrían ser algún tipo de salmuera fluyendo, la mejor prueba disponible de la existencia de agua líquida en el Marte actual.
Los resultados de la investigación en el lago Don Juan refuerzan esta hipótesis. Se ha visto escarcha en Marte, lo que implica que el aire contiene al menos algo de humedad. También, como son muy conscientes los lectores habituales de Experientia docet, existen sales cloradas en superficie que tendrían una capacidad delicuescente similar a la observada en la Antártida. Finalmente, el proceso no necesita agua del subsuelo, lo que elimina este requerimiento en Marte.

Es más plausible, por tanto, que exista agua líquida en Marte en la actualidad y que la hubiese en el pasado.

Esta entrada es una participación de Experientia docet en la XXII Edición del Carnaval de Química que organiza Roskiencia.  

Referencia:

Dickson, J., Head, J., Levy, J., & Marchant, D. (2013). Don Juan Pond, Antarctica: Near-surface CaCl2-brine feeding Earth’s most saline lake and implications for Mars Scientific Reports, 3 DOI: 10.1038/srep01166