This site is dedicated to all things I see and that I think are interesting to publish almost always are other very smart people.

Archive for January, 2013

Sentidos: Schumann, Sinf. nº 4. Furtwängler, Sinf. nº 2. Furtwängler. OF de Berlín. 1953. 1951.

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on juliosbv.blogspot.com.es


Twitter / waynemcevilly: Thx Tom. Justine via @SaxoTom …

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on twitter.com


Die Fledermaus ~ Gala performance , Vienna 1960

See on Scoop.itColoratura, Soprano, Acuto Sfogato

Registrazione , Wiener Sofiensaal. Juni 1960 Guests: Ettore Bastianini, Giulietta Simionato,Jussi Björling ,Leontyne Price, Ljuba Welitsch, Regina Resnik as …

See on www.youtube.com


Fresh Air from George

DSC07120

DVD'S varios Operas:)

DVD’S varios Operas:)

DSC07122 DSC07123 DSC07124 DSC07125 Lasagña Lasagña Lasagña Ready Lasagña Lasagña Jorge Mussuto

para mis memories

para mis memories

Jorge Mussuto Jorge Mussuto


Twitter / bluenoterecords : TUNE IN NOW: Listen to …

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on twitter.com


Twitter / moynk : Duke Ellington meets Joan Miro …

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on twitter.com


Twitter / classicalclips: Richard Wagner – Overture for …

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on twitter.com


Twitter / harmoniamundi: Don’t miss a beautiful evening …

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on twitter.com


Opera mp3

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on opera-mp3.blogspot.com


Klout | The Standard for Influence

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

Klout is the Standard for Influence. Join Klout to discover your influence and compare with others you may know.

Jorge A. Mussuto‘s insight:

See on klout.com


Twitter / socialmouths: Will FB Graph Search necessitate …

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on twitter.com


Breakup Letters From Famous Authors

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

The holidays are a time for joy, love, and family. Unfortunately, they’re also the time of year that a lot of couples break up — whether because of the stress of extended family get-tog…

See on www.flavorwire.com


Un avance matemático fija las reglas para una teleportación más efectiva by Kanijo

Artículo publicado el 16 de enero de 2013 en la Universidad de Cambridge

Un nuevo protocolo propone soluciones para una teleportación más eficiente – el transporte de información cuántica a la velocidad de la luz.

Durante los últimos diez años, los físicos teóricos han demostrado que las intensas conexiones generadas entre las partículas como la establecida en la ley cuántica del “entrelazamiento”, pueden tener la clave de una posible teleportación de información.

Particle or Wave...Onda o partícula Crédito: Jurvetson

Ahora, por primera vez, los investigadores han calculado cómo podría “reciclarse” el entrelazamiento para aumentar la eficiencia de estas conexiones. Los resultados, publicados en la revista Physical Review Letters, podrían llevarnos, en el futuro, un paso más cerca del teletransporte al estilo de la ciencia ficción, aunque esta investigación es de naturaleza puramente teórica.

El equipo también ha ideado una forma generalizada de teleportación, que permite una amplia variedad de aplicaciones potenciales en la física cuántica.

En una época se consideraba imposible, pero en 1993, un equipo de científicos calculó que la teleportación podría funcionar, en principio, usando las leyes cuánticas. La teleportación cuántica aprovecha la ley del “entrelazamiento” para transmitir trozos de información del tamaño de partículas a través de enormes distancias en, potencialmente, un instante.

El entrelazamiento de un par de partículas cuánticas, tales como electrones o protones, que están intrínsecamente ligadas entre sí, manteniendo la sincronización entre las dos, la cual permanece tanto si las partículas están una junto a otra, como en extremos opuestos de una galaxia. A través de esta conexión, los bits cuánticos de información, o qubits, pueden transmitirse usando solo formas de comunicación clásicas.

Los anteriores protocolos de teleportación han caído en uno de estos dos campos: los que solo podían enviar información desordenada, lo que requiere una corrección en el receptor; o, más recientemente, la teleportación “basada en puertos” que no quiere corrección pero que necesita una cantidad de entrelazamiento imposible de lograr, dado que cada objeto enviado destruiría el estado entrelazado.

Ahora, físicos de Cambridge, del University College de Londres, y la Universidad de Gdansk han desarrollado un protocolo para proporcionar una solución óptima en la que, los estados entrelazados, se “reciclan” de forma que la comunicación entre las partículas se mantiene para la teleportación de múltiples objetos.

También han ideado un protocolo en el que se pueden teleportar múltiples qubits simultáneamente, aunque el estado entrelazado se degrada proporcionalmente a la cantidad de qubits enviados en ambos casos.

“El primer protocolo consta de estado de teleportación secuenciales, y el segundo los teleporta globalmente”, dice Sergii Strelchuck del Departamento de Matemática Aplicada y Física Teórica de Cambridge, que lideró la investigación junto a sus colegas Jonathan Oppenheim de Cambridge y UCL; y Michal Horodecki de la Universidad de Gdansk.

“También hemos encontrado una técnica generalizada de teleportación, que esperamos que tenga aplicaciones en áreas como la computación cuántica”.

Einstein nunca negó su rechazo a la teoría del entrelazamiento cuántico, descartándola como “acción fantasmal a distancia”. Pero, desde entonces, el entrelazamiento ha demostrado ser una característica muy real de nuestro universo, y una que tiene un potencial extraordinario para mejorar todo tipo de proyectos científicos.

“Existe una estrecha conexión entre la teleportación y los computadores cuánticos, que son dispositivos que aprovechan la mecánica cuántica para realizar cálculos que no serían factibles en un computador clásico”, dice Strelchuck.

“Construir un computador cuántico es uno de los grandes desafíos de la física moderna, y se espera que el nuevo protocolo de teleportación ayude al avance de este área”.

Aunque el protocolo de los físicos de Cambridge es completamente teórico, el año pasado, un equipo de científicos chinos informó de la teleportación de fotones a lo largo de 143 km, batiendo el récord anterior, y el entrelazamiento cuántico se ve cada vez más como un área importante de inversión científica. La teleportación de información transportada por átomos aislados es factible con las tecnologías actuales, pero el teletransporte de objetos grandes – tales como el capitán Kirk – sigue en el dominio de la ciencia ficción.

Strelchuck añade: “El entrelazamiento puede verse como el combustible que alimenta la teleportación. Nuestro protocolo es más eficiente, capaz de usar el entrelazamiento de manera más económica a la vez que elimina la necesidad de corrección de errores”.


Artículo de referencia: Generalized teleportation and entanglement recycling http://arxiv.org/abs/1209.2683

Fecha Original: 16 de enero de 2013
Enlace Original

 

Enhanced by Zemanta

Offenbach: La grande-duchesse de Gerolstein in HD theatre du Chatelet

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

READ THIS FIRST – THE PLOT The story is laid in the imaginary duchy of Gerolstein, in 1720. The Grand Duchess, who has been brought up by her tutor and prime…

See on www.youtube.com


Tranchini, Bosso, Scannapieco, Nastro, Vigorito – Sad Day

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

a fine ballads writtene by Daniele Scannapieco

See on www.youtube.com


Bagad Men Ha Tan et Henri texier : le cimetiere des bateaux

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

See on www.youtube.com


Jonas Kaufmann: Wagner

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

Jonas Kaufmann discusses his forthcoming Decca Classics album, Wagner. Pre-order on Amazon: http://smarturl.it/wagnerkaufmann

See on www.youtube.com


Maria Callas – Ave Maria

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

Nur zuhören…….

See on www.youtube.com


The Pipe Organ by Marya J. Fancey

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

Welcome! You have reached the Pipe Organ Education Project. My purpose in creating this Web site is to increase interest in the pipe organ.

See on nersp.nerdc.ufl.edu


Pipedreams – How a Pipe Organ Works

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

How a pipe organ works

See on pipedreams.publicradio.org


Richard Strauss: Die Frau ohne Schatten – Berlin, 1964 (Hillebrecht, King, Kuchta; dir. Böhm)

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

Die Färberin: Gladys Kuchta Der Kaiser: James King Die Kaiserin: Hildegard Hillebrecht Die Amme: Ruth Hesse Barak: Gerd Feldhoff Der Einägige: Hubert Hoffamn…

See on www.youtube.com


Shirley Verrett – Berlioz – Les Troyens – Cassandre – Met 1973

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

The day where Verrett sang both principal roles of the extensive version of the Trojans (les Troyens)at the Met, in 1973. Here, an audio highlight of her Cas…

See on www.youtube.com


Por una pizca de arsénico by alpoma

test_marshÉrase una vez una chica llamada Marie-Fortunée Capelle, más conocida en las páginas de la historia como Marie Lafarge, por su apellido de casada. Nacida en Francia allá por el año 1816, es recordada por ser la protagonista de uno de los primeros casos de supuesto asesinato en el que la toxicología determinó el veredicto final del juicio, que tuvo lugar en 1840. El asunto tuvo tanto eco que los periódicos de medio mundo siguieron su desarrollo con pasión y, en muchas ocaciones, posicionándose a favor o en contra de la acusada, con mucha carga política entre medias.

Marie era hija de un oficial de artillería, que falleció cuando era una niña. Algunos años más tarde también falleció su madre, por lo que, con dieciocho años cumplidos fue a caer bajo la tutela de una tía materna, muy bien relacionada y casada con un alto cargo del Banco de Francia. No era mal lugar para una huérfana, pero al parecer las dos mujeres chocaban constantemente. Se le ofreció a Marie una educación esmerada, típica para la época, ideal para una “señorita bien”. Debido a la posición de sus tíos, sus amigas pertenecían a familias aristocráticasy se esperaba que se comportara como tal. Algo debió salir mal, porque en su cabecita comenzó a nacer todo unpeligroso delirio de grandeza. Como sus amigas iban cayendo una detrás de otra en matrimonios de cuento de hadas, con grandes nobles de Europa y millonarios, ella también soñaba con lo mismo. Pero su tía, a pesar de nadar en la abundancia, no ofrecía una dote espectacular por su futuro casamiento. Sin duda, eso fue considerado por Marie como toda una afrenta, más que nada porque sus sueños de princesa se veían mermados. El tiempo pasaba y ningún pretendiente se acercaba a ella. El príncipe azul no aparecía por lo que, cumplidos los veintitrés, años un familiar suyo fue encargado de buscarle un marido de buena cuna. Con agencia matrimonial por el medio, se eligió al pretendiente sin que Marie supiera nada. En esa época, una chica de buena posición, aunque fuera una segundona, debía casarse pronto. Con veintitrés años estaba ya cerca entrar en una edad en la que sería poco apetecible, y sin un gran patrimonio detrás, sería complicado que se casara. Se pactó la boda con un chaval de veintiocho años llamado Charles Lafarge. Parece que al principio la idea de tal matrimonio no disgustó a Marie, a fin de cuentas se decía que Charles era propietario de un gran palacio que había sido anteriormente un monasterio, así como dueño de muchas otras propiedades. ¡Por fin podría codearse con sus amigas en igualdad de condiciones! Sí, ese era su gran sueño, la pena es que el cuento de hadas se convirtió en pesadilla muy pronto.

La boda tuvo lugar en 1839, marchando la feliz pareja a vivir a la gran propiedad de Charles, abandonando Marie su querida París. Bien, el tal Charles no parecía gran cosa, un tipo grande y un poco tosco pero, al parecer, bienintencionado. No sé que imaginaba Marie, pero lo que se encontró no debió hacerle mucha gracia. El castillo principesco, o el suntuoso palacio, no era más que un viejo caserón rodeado de ratas que estaba siendo reformado para convertir una vieja cartuja en un lugar más o menos adecuado para vivir. Sí, había fincas allí, pero eran penosas y, para colmo, el negocio de fundición de Charles no daba más que problemas. Se había esforzado durante años para conseguir una industria próspera, pero no tenía más que deudas. La reacción de Marie al ver aquello fue terrorífica. Sus sueños de grandeza estallaron en apenas unos minutos en medio de un paisaje oscuro que nada tenía que ver con príncipes y tesoros. Amenazó con suicidarse, se sentía traicionada por su familia que, por fin, parecía haberse librado de su molesta presencia. Los ataques de ira asustaban a su marido que, intentando arreglar el problema, prometió no tocarla hasta que consiguiera dinero para levantar aquella ruina.

Lo que siguió fue toda una representación digna de una tragicomedia. El matrimonio aparentaba en público ser el más feliz del mundo, pero en privado Marie no se acercaba a Charles. Llegaban cartas de Marie a sus amigas informando de lo dichosa que se sentía en su gran mansión. Poco antes de partir Charles a París para un viaje de negocios, Marie obligó a su marido a firmar un testamento en el que ella era considerada heredera de todas las propiedades. Curiosamente, algo debió imaginar Charles, pues casi al mismo tiempo, y a espaldas de su mujer, dio por válido otro testamente en el que su madre aparecía en primer término como heredera.

Aquella firma convirtió a Marie en una apasionada amante… en la distancia, claro. Mientras su marido estaba en París, le envió ardorosas cartas y algunos dulces. No le sentaron muy bien, pues enfermó repentinamente. Los síntomas eran similares a los del cólera. De regreso a sus propiedades, Charles parecía haber mejorado un poco. Sin embargo, al poco, volvió a enfermar. Varios médicos le trataron y todos llegaron a la conclusión de que padecía cólera. Lo más curioso era la forma de actuar de Marie, siempre atenta con Charles, ofreciendo comida a su marido continuamente. Una comida en la que, en ocasiones, se observaban sospechosos “posos blancos”. Por esos días había encargado Marie la compra de arsénico para matar ratas, así que dos y dos son cuatro. Algunos familiares de Charles sospecharon y un médico, finalmente, trató a Charles con minucionsidad hasta dar con una conclusión aterradora: estaba siendo envenenado. Lo más sorprendente era ver a Marie cada día más radiante, casi alegre, mientras Charles iba cayendo poco a poco en las garras de la muerte. Ya no había remedio, al poco Charles falleció y Marie fue acusada de asesinato.

Fueron analizadas varias muestras de comida procedentes de la cocina y, aunque se encontraron rastros de arsénico, no parecía suficiente prueba como para cerrar el caso. El juicio fue seguido con pasión en gran parte de Europa. Marie, poco antes de ser acusada, había acudido con rapidez a comprobar el testamento. No me imagino la cara que debió poner al ver que la jugada no había salido nada bien. La estampa de la pobre Marie en el juicio era muy teatral, vestida de negro, mostrando continuamente pesar por la suerte de su marido. Despertó la compasión de muchos y la opinión pública se dividió prácticamente en dos partes iguales. En un primer análisis del cadáver, varios químicos y boticarios afirmaron haber encontrado rastros de arsénico. Pero las pruebas que empleaban eran toscas y anticuadas, la cosa no estaba nada clara.

De repente, entró en acción el abogado de la defensa. Afirmó que un gran científico español se hallaba esos días dando una serie de conferencias en París y que debía ser llamado para ayudar a Marie en su defensa. El científico no era otro que el gran Mateo Orfila, el padre de la toxicología moderna (véase este artículo biográfico sobre Orfila en TecOb). El juez permitió que se exhumara el cuerpo de Charles para la toma de nuevas muestras, pero no pidió la presencia de Orfila, sino que dejó en manos de los mismos químicos y boticarios que habían realizado la primera prueba la ejecución de la segunda, para salir de dudas. Sorprendentemente, la prueba resultó negativa. ¡Marie respiraba aliviada! Estaba a punto de ser libre.

La prueba en cuestión era el test de arsénico ideado por el químico británico James Marsh. Aquella prueba era, y es, una maravilla de la química analítica. Permitía detectar trazas minúsculas de arsénico en cualquier muestra, pero tenía un grave problema, a saber, para su realización se necesitaba el auxilio de alguien muy experimentado y cuidadoso. Con aquel panorama todo estaba borroso, parecía que el cuerpo no mostraba indicios de presencia de arsénico, pero en los análisis de los alimentos que Marie preparaba para su marido sí aparecía, y además en grandes cantidades. La defensa esperaba que entre tanto lío de pruebas y contrapruebas todo terminara con una duda razonable de inocencia.

Nada de eso, el fiscal también había leído varias obras de Orfila y decidió que, sin nada que perder, lo mejor era resolver las dudas llamando al mejor para realizar los análisis de manera precisa y sin duda posible. La defensa, claro está, no se negó, a fin de cuenta había sido el abogado defensor quien había sacado a la palestra a Orfila. Y, he aqui que, ante la sorpresa de todos, el propio Orfila invitó a las personas que habían realizado los anteriores ensayos a que fueran testigos de su análisis. Los minuciosos procedimientos de Orfila dejaron con la boca abierta a sus colegas, que no dudaron en afirmar que el análisis había sido impecable. Orfila aisló las muestras, de tal forma que cualquier contaminación exterior quedaba anulada. Realizado el test de Marsh, el resultado no ofreció duda: sí, aparecía arsénico en el cuerpo, indudablemente Charles había sido envenenado.

De poco le sirvió a Marie todo el juego de seducción que desplegó ante los medios. Muchos periódicos dudaban de la química, de los análisis y de cualquier cosa, preferían creer en la inocencia de la dulce Marie. No sirvió de nada, fue declarada culpable. Marie fue condenada a cadena perpetua, pena que cumplió durante años, en los que escribió una autobiografía, hasta que, en 1852 fue indultada al estar enferma de tuberculosis, muriendo al poco tiempo.

Documentos de interés sobre el Caso Lafarge:

 

Enhanced by Zemanta

Turandot ópera completa. Alagna. Orange 2012

See on Scoop.itOpera Music, Classical Music & Jazz

http://iopera.es/orange-2012/

See on www.youtube.com