This site is dedicated to all things I see and that I think are interesting to publish almost always are other very smart people.

De Joseph Priestley a John B. Spark, dos visiones del tiempo y el espacio by alpoma

La forma de entender el mundo en diversas culturas tiene mucho que ver con cómo se representa el tiempo y el espacio de forma visual. Naturalmente, esas formas de crear representaciones de la realidad son muy diversas y han cambiado a lo largo del tiempo, por lo que a alguien acostrumbrado a uno de esos “tipos de realidad” le puede resultar muy complicado comprender otro diferente, aunque a nosotros nos parezca lo más normal del mundo. Sucede por ejemplo con la estructura narrativa de los cómics, a los que estamos tan acostumbrados en occidente, pero que resultan extraños en muchas culturas. Cuando se crea una representación del mundo que alcanza mucha popularidad, la importancia que llega a tener en muchos ámbitos es tal que se suele identificar a la propia representación con el objeto representado. Ejemplos así pueden encontrarse por doquier, como por es el caso de la célebre proyección de Mercator o en las coordenadas cartesianas.

Durante mucho tiempo, e incluso hoy día, la huella que dejó la forma de representar la historia por parte de Joseph Priestley  ha sido profunda. Priestley, que vivió entre 1773 y 1804, es recordado por ser codescubridor del oxígeno, por sus obras filosóficas y sobre educación y, también, por los muchos líos teológicos y políticos en los que se metió y que le obligaron a abandonar Inglaterra rumbo a los Estados Unidos. En una de sus obras más ambiciosas, Lectures on History and General Policy que data de 1769 a Priestley se le ocurrió dibujar en algo que hoy día llamaríamos infografía toda una visión de la historia del mundo para que el contenido del libro fuera más accesible. Se le ocurrió situar un eje para el tiempo y otro para diversas culturas, es más, contempló el mundo en su totalidad y no sólo a occidente, aunque éste ocupa el lugar más importante. Y, de esta forma, nació algo sorprendente para la época pero que hoy nos parece de lo más normal, a saber, los gráficos cronológicos que sirven para la enseñanza en historia, economía y en tantos otros ámbitos. He aquí esa pequeña maravilla, A New Chart of History, que mantuvo su reinado como representación de la historia humana durante buena parte del siglo XIX (pincha en la imagen para ampliar).

Esta influencia llegó hasta bien entrado el siglo XX, siendo recogida por John B. Spark, un historiador aficionado que pasó años desarrollando su propia historia de 4.000 años “de un vistazo”. El resultado fue tan bueno que la gran editorial de Atlas geográficos Rand McNally lo publicó en 1931. He aquí ese célebre Histomap , que fue reeditado en multitud de ocasiones (pincha en la imagen para ampliar y ver la versión completa).

 

Enhanced by Zemanta

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s