This site is dedicated to all things I see and that I think are interesting to publish almost always are other very smart people.

Archive for January, 2011

Golden Gate Bridge plans to collect all tolls electronically by September 2012

San Francisco’s world-famous Golden Gate Bridge looks much like this right now, but come September 2012 the last of those yellow “cash” signs are scheduled to wink out. That’s because the bridge’s board of directors voted 13-2 to approve a $2.9 million plan to replace the bridge’s 30 full-time human tolltakers with an all-electronic system. The existing FasTrak subscription RFID transponder system will continue to work, and there will be a backup camera-based system — if you pass through the bridge without a FasTrak pass, bridge-mounted cameras will take a picture of your license plate and you’ll get a $6 bill in the mail. Planners estimate the move will save about $19.2 million by the year 2020 in salaries and benefits for those tolltakers, and should things stay on track the revamped system should debut in February of next year.


Our Future Planes? NASA Reveals The Airplanes Of 2025 (PICTURES) The Huffington Post

Get ready for the next generation of passenger airplanes.

NASA has taken the wraps off three concept designs for quiet, energy efficient aircraft that could potentially be ready to fly as soon as 2025. The designs come from Lockheed Martin, Northrop Grumman and The Boeing Company. In the final months of 2010, each of these companies won a contract from NASA to research and test their concepts during 2011.

According to NASA,

[E]ach design has to fly up to 85 percent of the speed of sound; cover a range of approximately 7,000 miles; and carry between 50,000 and 100,000 pounds of payload, either passengers or cargo. For the rest of this year, each team will be exploring, testing, simulating, keeping and discarding innovations and technologies to make their design a winner.

Apparently, NASA is aiming to develop a line of super-planes that larger, faster, quieter, and that burn fuel slower and cleaner than their present counterparts.

How likely is it that we’ll see these designs in the sky? Fast Company offers some insight: “Given how long it usually takes to craft an aircraft from scratch, and bearing in mind how many technical hitches the revolutionary Boeing 787 Dreamliner has suffered, these are the sorts of aircraft that these three firms are probably beginning to design for real right about now.”

Check out the three concept planes (below), then have a look at our slideshow of more incredible planes from the future.

 


Egypt: The Epic Fail of the New York Times’ Op-Ed Page

Remarkably, the New York Times still (as of Jan. 30) has not run a single regular column or guest column focused on Egypt since the protests against the Mubarak dictatorship arose over the past week. This epic negligence and evasiveness speaks volumes about the poverty of public discourse in America. As the free will of editors and columnists from our national paper coincides with Mubarak’s censorship, we are witnessing further confirmation of what Chris Hedges has called “the death of the liberal class.”

The Obama administration appears to have been caught totally flat-footed by Tunisia and Egypt. It has struggled to articulate a coherent position: first remarking that the Egyptian government is stable and that Mubarak is not a dictator; then urging restraint on all sides before finally advocating democracy and free and fair elections — though refusing to point out that this cannot be achieved until Mubarak and hand-picked successors leave the scene.

The result is that the U.S. government again looks sadly out of step with the democratic aspirations of people around the world. And WikiLeaks has further revealed how administration officials refrained from sharp criticism of Mubarak in hopes of regaining his trust. That strategy appears to have been incredibly miscalculated. But regardless of one’s assessment of past events, we need to focus on how time is quickly running out for our government to atone for three decades of backing a repressive dictator so long as he backed American corporate and military interests

Harsh realities and tough choices lie ahead. But readers of the NYT op-ed page would never suspect this. You can read pontifications about Michelle Bachmann and the First Lady’s clothes. Yet, you won’t find anything about one of the most game-changing events in our lifetimes and how it has thrown U.S. foreign policy into a state of disarray.

To be fair, the paper’s reporting has been decent, though largely tailing the work of Al Jazeera. And a couple NYT editorials have criticized Mubarak, though these have largely echoed the tepid line of the U.S. administration by comparison with the Washington Post’s call for the U.S. to break with his regime immediately.

Even the blog section of the NYT, where one would hope to find more timely dialogue, is less than buzzing. Paul Krugman sums it up well: “Egypt: I don’t know anything, have no expertise, haven’t even ever looked at the economic situation. Hence, no posting.” Maybe Krugman could write about the consequences of his own ignorance and how badly that limits his analysis of global economics and politics.

Just like our sisters and brothers in other parts of the world, we will need new voices, perspectives, and modes of communication to rethink our nation’s values, its policies, and its relationship to the global community at this crossroads moment in American and world history. The age of relying on expert opinion is coming to a spectacular demise.


BBC – Human Planet S01E03 Arctic: Life in the Deep Freeze (2011)

 

BBC – Human Planet S01E03 Arctic: Life in the Deep Freeze (2011)
HDTV-Rip | AVI | English | 00:58:41 | 624×352 | XviD – 1310 Kbps | MP3 – 112 Kbps | 550 MB
Genre: Documentary

 

The Arctic is the harshest environment on Earth: little food grows, it’s dark for months on end, and temperatures stay well below freezing for much of the year. Yet four million people manage to survive here. Human Planet tells remarkable stories of extraordinary people who make their homes in nature’s deep freeze.

Estudio demuestra la rapidez con que olvidamos información: 1 bit por segundo por neurona

Hay tanto que no sabemos del cerebro humano. Su funcionamiento es tan complejo que nos ha costado siglos entender cómo funciona. Pero ahora tenemos un avance más claro, gracias a una investigación hecha en el Max Planck Institute for Dynamics and Self-Organization en la Universidad de Göttingen de Alemania.

Usando un modelo muy cercano a la realidad, fueron capaces de entender cómo funciona la transmisión de información en el cerebro. Primero, hay que entender que las neuronas se activan gracias a impulsos eléctricos. Según Fred Wolf, director del grupo de investigación en el Instituto Max Planck:

El cerebro codifica información en la forma de pulsos eléctricos, conocidos como “puntas”. Cada una de las aproximadamente 100 mil millones de neuronas actúa como un receptor y un transmisor. Juntan todos los impulsos eléctricos entrantes y bajo ciertas circunstancias los transmiten a sus vecinos. Así, cada pedazo de información procesado por el cerebro genera su propio patrón de actividad.

Pero el gran descubrimiento de este estudio es la formación de un segundo “potencial” eléctrico en la membrana de la célula. Si ese potencial no crece hasta cierto punto, entonces la neurona no se activa. Esta situación no era conocida, por lo que el conocimiento del funcionamiento de las neuronas estaba incompleto. Esto, además, permite saber qué tan rápido olvidamos información.

Las neuronas que reciben impulsos eléctricos (información) pero no logran que el potencial crezca al nivel necesario, no completan el patrón de la información, por lo que ese impulso es “olvidado”. Con este descubrimiento se concluyó que el cerebro olvida información a una velocidad de un bit por segundo por cada neurona activa. Según los investigadores, esta tasa de supresión de información es increíblemente rápida, y concluyeron que este nuevo conocimiento permitirá tener un mejor entendimiento del funcionamiento de las neuronas dentro de la corteza cerebral.

Link: New research suggests our brains delete information at an ‘extraordinarily high’ rate (Engadget)


¿Qué significan los números de tu tarjeta de crédito?

¿Nunca te lo has preguntado? En tu tarjeta de crédito, ¿por qué hay tantos números? ¿Qué significa cada uno? ¿Es totalmente aleatorio? ¿Acaso depende del país? ¿Se puede saber si un número que nos encontremos por ahí pertenece a una tarjeta válida? Todas las respuestas tras dar el salto.

El primer dígito del número de la tarjeta se refiere al tipo de industria principal al que la compañía pertenece. Por ejemplo, si tu número empieza por 1 o 2 se refiere a aerolíneas, 3 pertenece a viajes y entretenimiento, 4 y 5 a entidades bancarias y fiscales, 6 es comercialización y bancos, 7 para petróleo, 8 para telecomunicaciones y 9 de asignación particular de cada país.

Este dígito, junto a los 5 siguientes, forman el número de identificación del emisor. Identifica así más específicamente la institución que expide la tarjeta. Por ejemplo, 4xxxxx es una Visa, y las situadas en el rango 51xxxx-55xxxx son Mastercard.

Los sigientes dígitos, menos el último, te identifican personalmente. Normalmente son 9 dígitos, pero es extensible hasta 12. En total puede haber hasta 10^12 = 1.000.000.000.000 de combinaciones, es decir, un billón (ya sabéis que en EEUU se denomina trillón, por eso está así en la imagen).

El último dígito tiene un uso de comprobación del número. Se encarga, mediante el algoritmo de Luhn, de validar la tarjeta.

Por último, cabe decir que es posible que valides tú mismo tu tarjeta. Es sencillo pero largo: coge tu número y apúntalo en cualquier papel. De nuevo, anótalo justo debajo, haciendo coincidir verticalmente las cifras como en una suma.
Ahora, suma los dígitos impares (o multiplícalos por 2, es lo mismo), como se hace en la imagen superior. Los pares ignóralos.
A continuación, escribe los pares entre las cifras del resultado anterior, intercalando los dígitos. Si no tienes espacio, escríbelo debajo, como en la imagen.
Finalmente, hay que sumar todos los dígitos de nuevo, con una precaución: si antes habías obtenido un número de dos cifras, como un 12, no sumes 12, si no “1 + 2″. Cada dígito es una suma.
Ahora tienes un número. Si es divisible entre 10 (es decir, acaba en 0), entonces la tarjeta es válida. Si no, es una falsificación… o hay algún error.
Con un poco de práctica se puede hacer de cabeza, mirando la tarjeta y multiplicando por 2 el primer dígito para, de ser necesario, sumar los dígitos del resultado; luego sumando tal cual el segundo dígito; así sucesivamente.

Yo miro otro número que hay detrás, que lo dice más rápido. El teléfono del banco. — Javier G. Pereda [Mint]


¿Comerías queso humano, hecho de leche humana?

Aquí tienen una buena para discutir. Porque a una estudiante del Programa de Comunicaciones Interactivas (ITP) de la Universidad de Nueva York se le ocurrió iniciar un proyecto que más que científico o innovador, resulta chocante para lo “normal” a lo que estamos acostumbrados.

La alumna se embarcó en un proyecto de fabricación de queso humano. Sí, queso humano, producido a partir de leche humana. Sí, de leche de tu mamá, tu hermana o tu amiga (incluso tuya, si también eres mujer o si por alguna razón también produces suficiente leche. Mamaria, degenerado).

Lo que Miriam Simun busca con su estudio es explorar temas de sustentabilidad, salud, ética, sistemas alimenticios y biotecnología. Y respecto de comer queso humano, ella pregunta:

En la medida en que navegamos en el complejo panorama de la producción de comida modificada a través de la tecnología, ¿cómo entendemos qué es natural, sano y ético? Si rechazamos toda la comida tecnológicamente modificada a favor de lo ‘natural’, ¿cuánto retrocedemos? Si es que estamos llamados a dar la bienvenida a nuevas tecnologías en nuestras vidas, ¿cómo podremos seguir redefiniendo lo que es natural, normal y ético? ¿Cómo cambiará esto las relaciones entre nosotros, el mundo natural y nosotros mismos? Si estamos determinados a seguir disfrutando nuestros quesos, ¿quizás sea más natural, ético y sano comer queso humano? Y si no, ¿qué otros procesos biotecnológicos nos obliga esto a reconsiderar?

No era broma. Es bien en serio el cuestionamiento. Y más sencillo: Si nacimos tomando leche materna, ¿por qué de un momento a otro decidimos que era más normal que todos los lácteos que consumimos provengan de animales? Digo, si te dio asco el título, la nota completa o el proyecto, ¿por qué generalmente no te da asco alimentarte de la leche de las vacas o las cabras?

Ya hay tres tipos distintos de estos quesos (que de todas formas contienen leche de vaca o cabra), degustaciones para los más osados y el proyecto sigue en marcha, para quienes quisieran colaborar.

El debate está sobre la mesa: ¿Ustedes comerían queso humano? Y a las damas presentes (sólo para mujeres, insisto), ¿les interesaría que su leche fuera utilizada para la producción de quesos? Yo no me sentiría practicando canibalismo ni mucho menos, pero reconozco que me costaría un poco cambiar el paladar. Aún así, me parece que está bien que las vacas alimenten a las vacas y los humanos a los humanos. Suena justo.

Link: Would You Eat This Human Cheese Made from Human Breast Milk? (Gizmodo)


¿Cómo vuela un globo? (y II)

Globos volando

El otro día introducimos la primera parte de este artículo explicando el principio de Arquímedes:

Al introducir un cuerpo en un fluido cualquiera, éste sufre una fuerza vertical hacia arriba llamada empuje, equivalente al peso del fluido que ha desplazado.

Pusimos el ejemplo de una pelota de ping-pong en un recipiente de agua y como se elevaba. También comentamos que éste era el funcionamiento básico del globo ya que el aire puede considerarse un fluido y por tanto podemos aplicar la misma regla. Sin embargo, la pregunta que muchos os haréis es, ¿por qué la pelota no sigue subiendo cuando sale a la superficie del agua? ¿no acabas de decir que el aire es un fluido? La lógico nos dice que los objetos no pueden volar, pero veamos matemáticamente por qué la fuerza de empuje en el aire parece no tener efecto.

Cuando la pelota está introducida en el agua, se ve sometida a dos fuerzas. Por un lado el efecto de la gravedad que la empuja hacia abajo y por otro, tal y como vimos en el primer artículo, una fuerza de empuje vertical hacia arriba equivalente al peso del fluido desplazado.

Empuje y gravedad

Empuje vertical = densidad del agua * volumen agua desplazado * gravedad
Fuerza de la gravedad = masa de la pelota de ping-pong * gravedad

Como sabemos que la pelota de ping-pong tenderá a subir, la fuerza de empuje vertical deberá ser mayor que la fuerza gravitatoria. Hagamos de todas formas los cálculos para comprobarlo.

Empezaremos por la fuerza de empuje. La pelota de ping-pong está rellena de aire y su volumen es 20 cm3. Si lo convertimos a metros cúbicos obtenemos 0,00002 m3. La densidad del agua puede considerarse como 1000 kg/m3 y el valor de la gravedad estándar 10 metros por segundo al cuadrado.

Para poder calcular el peso, tendremos que sumar la masa del material plástico del que está hecho la pelota de ping-pong y la del aire contenido en ella. En nuestro ejemplo, despreciaremos la masa de plástico y sólo calcularemos el peso del aire contenido en la pelota. Nos encontramos ahora con un problema, ¿cómo calculamos el peso del aire encerrado dentro de la pelota? Ya vimos en la primera entrega de este artículo que a través de la siguiente relación

Densidad es igual a masa partido por volumen

podemos calcular la masa del aire conociendo su densidad (1,2 kg/m3) y el volumen de la pelota de ping-pong (20×10-6m3).

Si tiramos de la calculadora, obtenemos:

Formulas fuerza de empuje y peso en el agua

Como podéis ver, la fuerza que actúa en sentido ascendente es muy superior al peso, por lo que la pelota tiende a subir. Además, más de uno se habrá fijado en que lo realmente importante a la hora de comparar las dos fuerzas es la densidad de los dos fluidos, ya que el volumen y la constante de gravitación aparecen en ambos términos y pueden simplificarse.

No obstante, cuando la pelota alcanza la superficie penetra en otro fluido y por tanto cambia la densidad del fluido que desplaza (antes desplazaba agua y ahora aire). Como la densidad del aire es 1,2 kg/m3, los cálculos quedan:

Peso pelota en el aire

Y como el peso de la pelota de ping-pong sigue siendo el mismo, la fuerza de empuje no puede superar el efecto gravitatorio. Podemos deducir a raíz de estos resultados que los fluidos mas livianos (menor densidad) tienden a ubicarse por encima de los mas pesados (mayor densidad) debido a estas fuerzas de empuje.

Hasta aquí la segunda entrega de ¿Cómo vuela un globo?, en la tercera y última parte veremos como aplicar estos conceptos y conseguir elevar un globo estratosférico.


CSS and Media Types


Web pages are often thought of purely in terms of the computer screen. What many developers do not fully appreciate is that the web is increasingly a multi-medium information source. Many people prefer to print pages out, while in recent times new software like aural and Braille browsers have been made available so that pages can be accessible to everyone. CSS-2 brought along a way to apply different styles to a page dependant on the medium it is being used through.

Clock This page was last updated on 2010-01-08


Defining the Media Type

First let us have a quick think about what possibilities this opportunity to restyle your page for a different output medium gives us all as designers. You’ve probably witnessed what a mess some pages can look once they’ve been transferred onto paper — useless navigation areas and ads take up space, paper and ink. The page can often look cluttered and can become illegible given the more restricted dimensions of the page.

Over the last few years it has become customary for large sites to offer links to ‘printer-friendly’ pages — separate pages that were stripped of this unnecessary content. These pages were time-consuming to generate and costly to maintain, and so disparities between the content on the two versions of the same page often crept in. With the simple CSS methods in this tutorial, nothing more than a second stylesheet would be necessary for all of these pages to print perfectly.

There are even more browser types to consider, such as aural browsers, which read webpages aloud to their users; or Braille displays, which can create interfaces from a webpage readable to their blind users. The software that drives these applications will often include a default stylesheet which will apply stylings relevant to the medium, but now you can get in there and add your own styles to these outputs.

Browser Compatibility Note:

Alternate media stylesheets are supported by » Firefox, » Mozilla, » Internet Explorer 5+ and » Opera 7. Netscape 4, as you can imagine, does not support them; though it doesn’t do anything silly with them either, and ignores them safely.

Media Options

There are ten different media types defined in the » CSS-2 specifications. They are:

  • all (default if no other is specified)
  • aural
  • braille
  • embossed
  • handheld
  • print
  • projection
  • screen
  • tty
  • tv

Making the Association

A linked stylesheet can be associated with a media type by simply adding the media attribute to the link tag:

css" href="ink.css" media="print">

If the stylesheet above was linked to your document, the style rules it contained would only be applied when the page was printed out — they won’t show up when you view the page on a monitor.

Imported stylesheets are classed similarly. You can apply a stylesheet to multiple mediums by adding a comma-separated list.

<style type="text/css" media="braille, embossed">
@import "../tactile.css";
</style>

Finally, inline style rules can be associated with a medium by wrapping them in an @media block:

<style type="text/css">
@media print {
h1 {font-size: 22pt; background: white; }
}
</style>

Putting them to Work

Now it’s time for some practical tips on actually writing your new stylesheets. Restyling for print will probably be of interest to the majority of you, so here are my suggestions.

Using the CSS display property you can take redundant elements out of the visual display. I apply this to all of the navigational areas of my page like this:

td#navigation, table#footer, div.banner {display: none; }

The above method should also be used to pluck advertisements from the printout. If a user can’t click on an ad, it’s not going to be of much use to them.

We then set all of our content areas to take up the full width of the page. As you would expect, leaving widths defined in pixels gives unpredictable results when translated to paper. To save on ink and increase legibility, text and background colours are set to black on white in as many cases as possible.

table#main {width: 100%; background: white; text: black; }

You may also choose to change the font of your text to something more suitable for print. This step isn’t necessary to produce a good printable page, and it’s up to you whether you incorporate it. Usually, serif fonts look better in print than on screen, whereas it is the opposite for sans-serif fonts. Georgia and Times New Roman are both good fonts for offline reading. Print is also the medium where defining your text size in points is most appropriate.

Print out a page from HTML Source to see the changes I’ve made to the layout. You can also see our print stylesheet itself.

sourcetip: You can test your print stylesheet on your screen with your browser’s Print Preview feature. I recommend adding it to your toolbar while you create your new print stylesheets.


Exporting a Vox Blog


CSS Images, Sprites, and iPhone WebKit

A few months ago, I was helping a friend troubleshoot an odd iPhone-related visual error on Hunch. The right side of the buttons weren’t lining up vertically with the top or bottom of the rest of the button. Oddly, the problem only manifested itself when viewing the site at certain zoom levels (non-quantized, to be specific). Pinching in/out or zooming into specific parts of the page made the buttons render correctly.

We’d used a similar technique on Domainr, so were curious to see if there was a way to address it cleanly.

It appeared that WebKit for iPhone uses mipmaps to render minimized background images. This makes sense—it has fast texturemapping hardware, and OS X / Quartz has been using OpenGL to render 2D graphics for some time.

The combination of hardware texture filtering of mipmapped background images with (then) imprecise texture coordinates were causing the artifacts we’d been seeing (recent related changes in WebKit).

Domainr’s buttons are styled using a sliding-door technique with a single CSS sprite background image. By this time we were starting to test against Safari 4.0 and Firefox 3.5, which also demonstrated similar visual errors when using their full-page zoom features.

The solution ended up being simple:

Vertically align the left and right background images for the button in the sprite.

It’s a palliative fix, but works. We were able to keep the single sprite image, and not introduce iPhone-specific CSS or hack WebKit. In the end, there were other benefits to the fix. Despite redundant image data, aligning the background slices eased the process of updating the sprite image for new button variations.


Reproducción y desarrollo, incompatibles con los viajes espaciales

El transporte aéreo no afecta demasiado a las mujeres embarazadas y a sus fetos, pero no se puede decir lo mismo con respecto a los viajes espaciales. Se ha demostrado que los embriones de peces cebra criados en microgravedad han desarrollado defectos craneales.

Los cambios “no van representar aún un problema para la salud de este organismo”, comenta Tamara Franz-Odendaal, bióloga del desarrollo en la Universidad Mount Saint Vincent en Halifax, Canadá. Esta experta sospecha que las anomalías están provocadas por cambios en las células de la cresta neural, que forman al cartílago y al hueso craneal. Con las sucesivas generaciones de individuos estos efectos podrían amplificarse, lo que no presagia nada bueno para las estancias prolongadas de los viajes espaciales.

Los múltiples problemas observados en animales en desarrollo ponen objeciones muy serias para la reproducción de seres humanos en el espacio

La investigación, presentada la semana pasada en la conferencia de la Sociedad de Biología Integrativa en Salt Lake City, Utah, se suma a las crecientes evidencias de que la reproducción y el espacio son incompatibles.

Para simular la ingravidez del espacio, el estudiante de postgrado de Franz-Odendaal, Sara Edsall situó huevos fecundados de pez cebra en un biorreactor, que hace girar los objetos en su interior creando un ambiente de microgravedad. Edsall comenzó a hacer girar entre 10 y 14 horas después de la fertilización, coincidiendo con una etapa clave en el desarrollo de las células de la cresta neural craneal, posteriormente se detuvo entre 12 y 96 después.

Después del nacimiento del pez, Edsall manchó el cartílago craneal de la mitad de ellos de color azul. A continuación, los comparó con peces que no habían permanecido en microgravedad en estado embrionarió, y descubrió que los arcos branquiales, trozos de cartílago que soportan las branquias y que corresponden a partes de la mandíbula en los seres humanos, parecen alterados. Para ver si estos problemas persistían en la edad adulta, Edsall volvió a manchar los peces del segundo grupo varios meses después. Los peces adultos también fueron anormales: el hueso en la base de su cráneo se dobló, por ejemplo.

En 2002, Stephen Moorman, ahora en la Escuela de Medicina Robert Johnson en Piscataway, Nueva Jersey, también encontró anomalías en los huevos de pez cebra que se habían desarrollado en condiciones de microgravedad. Esta vez se les hizo girar en un biorreactor 30 horas después de su fertilización. Moorman descubrió que los peces desarrollaron un déficit en sus sistemas vestibulares, responsables del equilibrio. Los peces murieron después de sólo dos semanas.

El acceso a misiones espaciales es limitado, por lo que estos biorreactores permiten que los investigadores realizacen investigaciones “espaciales” sin salir de la Tierra. Edsall espera llevar a cabo el experimento del pez cebra en el espacio en 2015.

El uso de biorreactores no está exento de controversia, sin embargo. Kenneth Souza, científico senior en Dynamac Corporation, que ayuda a la NASA, señala que los biorreactores imitan mal las condiciones del espacio, Souza señala que los peces medaka criados en el espacio en 1995 no mostraron anormalidades. Edsall explica que el estudio de 1995 no era tan detallado como el suyo, y por eso pueden haber pasado algo por alto.

Lo que sí parece claro es que el viaje espacial afecta la reproducción. Joseph Tash, biólogo de reproducción en la Universidad de Kansas Medical Center, examinó 16 ratones hembras que viajaron el año pasado a bordo de la misión del transbordador de la NASA STS-131. Tash descubrió que las hembras de ratones tenían ovarios encogidos, los folículos ováricos murieron y regularon de forma decreciente los genes de los estrógenos. Sus sistemas reproductivos “habían cerrado”, señala Tash.

Fuente original
Publicado en Odisea Cósmica


En breve haremos bellos fractales como churros

Fractales. Todos hemos oído alguna vez el nombre, asociándolo a fantásticas formas que cambian y danzan, tomando formas geométricas que quizá todavía no habíamos imaginado.
No obstante, las matemáticas que los originan no son tan evidentes. Y para renderizar una sola imagen puedes tirarte un buen rato con tu ordenador de sobremesa, dada la potencia necesaria para calcular el resultado.
Pero eso va a cambiar. Mira lo que Tom Beddard ha creado, en el vídeo tras el salto, con un programa de su propia creación.

Pinche aquí para ver el vídeo

Sorprende que formas tan complejas las haya creado con su código. Eso sí, las ecuaciones no son suyas, si no de FractalForums.com. Él prefiere explorar, cambiar poco a poco un parámetro, ver qué ocurre:  a veces surgen estructuras con forma de árbol, otras veces formas geométricas, otras veces orgánicas.

Lo genial es que va a compartir su programa, llamado ShaderLab, con todos nosotros. Será una aplicación web de código abierto, cuyo punto más fuerte será trabajar “casi en tiempo real“. Es decir, que si tienes un buen equipo, apenas tendrás que esperar nada para ver los resultados.

Saldrá en las próximas semanas y será muy interesante probarlo. — Javier G. Pereda [subblue]


El taxi que los ciclistas están esperando

Si hay algo agobiante en este mundo es el tráfico de la ciudad de Nueva York en el que difícilmente puedes ir a más de 20km/h. Por este motivo suelen plantearse concursos de ideas para buscar soluciones (viables o al menos curiosas) a este problema, como por ejemplo la denominada como “El taxi del mañana” celebrada a principios de año. El tunel taxi es una de estas ideas, que junto con otras 11 forman parte de los finalistas del concurso.

Hay que decir que de todos los taxis presentados, éste es el más absurdo y curioso. La idea de crear vehículos en los que el resto puede pasar por dentro de ellos no es algo totalmente nuevo. Ya vimos el autobús chino por el que pasaban los coches.

Pero la verdad, hay que tener valor para pasar por en medio de un taxi en el que el menor movimiento tuyo o del taxi puede hacer que termines arrollado por sus ruedas al más puro Charlie Chaplin por los engranajes de una máquina.

Además, para hacerlo más interesante cuenta con carteles de “entre por su propio riesgo” y “no seremos culpables de lesiones o muerte” que hacen de la experiencia algo mucho más agradable y divertido.— Dani Burón [NYT]


Nueva teoría revela la naturaleza de los números

Durante siglos, algunos de los más grandes nombre de las matemáticas, han tratado de dar sentido a las particiones de un número, la base para sumar y contar. Muchos matemáticos añadieron piezas importantes al puzzle, pero todos se quedaron cortos al tratar de ofrecer una teoría completa que explicase las particiones. En lugar de eso, su trabajo generó más preguntas sobre esta área fundamental de las matemáticas.

El viernes, el matemático de la Universidad de Emory, Ken Ono desvelará nuevas teorías que responden a estas famosas y antiguas preguntas.

Ken Ono
Ono y su equipo de investigación ha descubierto que las particiones de un número se comportan como fractales. Has desbloqueado las propiedades de divisibilidad de las particiones, y desarrollado una teoría matemática para “ver” su súper-estructura infinitamente repetitiva. Y han ideado la primera fórmula finita para calcular las particiones de cualquier número.

“Nuestro trabajo trae ideas completamente nuevas a estos problemas”, dice Ono, que explicará los hallazgos en una charla pública el viernes a las 8 p.m. en el campus de Emory. “Hemos demostrado que las particiones de números son ‘fractales’ para cada primo. Estos números, de forma precisa, son auto-similares de una manera impactante. Nuestro procedimiento de “aumento” resuelve varias conjeturas abiertas, y cambiará la forma en que los matemáticos estudian las particiones”.

El trabajo fue patrocinado por el Instituto Americano de Matemáticas (AIM) y la Fundación Nacional de Ciencia. El año pasado, AIM reunió a los expertos mundiales en particiones, incluyendo a Ono, para abordar algunas de las grandes preguntas restantes en el campo. Ono, catedrático en Emory y la Universidad de Wisconsin en Madison, lideró un equipo que contaba con Jan Bruinier, de la Universidad Técnica de Darmstadt en Alemania; Amanda Folsom, de Yale; y Zach Kent, becario de posdoctorado en Emory.

“Ken Ono ha logrado unos avances absolutamente sobrecogedores en la teoría de particiones”, dice George Andrews, profesor de la Universidad Estatal de Pennsylvania y presidente de la Sociedad Matemática Americana. “Demostró propiedades de divisibilidad de la función de partición básica que son asombrosas. Y luego proporcionó una súper-estructura que nadie habría predicho hace unos años. Es un fenómeno”.

Un juego de niños

A primera vista, las particiones de números parecen un juego de niños. La partición de un número es una secuencia de enteros positivos que se suman para formar ese número. Por ejemplo, 4 = 3+1 = 2+2 = 2+1+1 = 1+1+1+1. Por lo que decimos que hay 5 particiones para el número 4.

Suena simple, y aún así la partición de números crece a un ritmo increíble. La cantidad de particiones de 10 es 42. Para el número 100, la partición explota a más de 190 millones.

“La partición de números es una loca secuencia de enteros que rápidamente se va a infinito”, dice Ono. “Esta provocadora secuencia genera asombro, y ha fascinado desde hace mucho a los matemáticos”.

Por definición, la partición de números es asombrosamente simple. Pero hasta el avance del equipo de Ono, nadie había sido capaz de desvelar el secreto del patrón complejo subyacente a este rápido crecimiento.

El trabajo del matemático del siglo XVII Leonhard Euler llevó a la primera técnica recursiva para el cálculo de los valores de partición de números. El método, sin embargo, era lento y poco práctico para números grandes. En los siguientes 150 años, el método sólo se implementó con éxito para calcula las primeras 200 particiones de números.

“En el universo matemático, esto es como no ser capaz de ver más allá de Marte”, dice Ono.

Un telescopio matemático

A principios del siglo XX, Srinivasa Ramanujan y G. H. Hardy inventaron el método del círculo, el cual arrojaba la primera buena aproximación a las particiones de números por encima de 200. Básicamente, abandonaron la idea de intentar una respuesta exacta, y se centraron en dar una nueva aproximación.

“Es como Galileo inventando el telescopio, permitiéndote ver más allá de lo que se ve a simple vista, incluso aunque la visión pueda ser tenue”, comenta Ono.

Ramanujan también notó algunos patrones extraños en la partición de números. En 1919 escribió: “Parece haber propiedades correspondientes en las que los módulos son potencias de 5, 7 u 11 … y ninguna propiedad simple para ningún módulo que implique primos aparte de estos tres”.

El legendario matemático indio falleció a la edad de 32 años, antes de que pudiese explicar qué significaba esta misteriosa cita, ahora conocida como congruencias de Ramanujan.

En 1937, Hans Rademacher encontró una fórmula exacta para el cálculo de valores de particiones. Aunque el método era una gran mejora respecto a la fórmula exacta de Euler, requería sumar infinitamente muchos números que tienen infinitas cifras decimales. “Estos son números desorbitados”, señala Ono.

En las siguientes décadas, los matemáticos han seguido trabajando sobre estos avances, añadiendo más piezas al puzzle. A pesar de los avances, fueron incapaces de comprender las enigmáticas palabras de Ramanujan, o de encontrar una fórmula finita para la partición de número.

El “dream team” de Ono batalló con los problemas durante meses. “Todo lo que intentábamos fallaba”, dice.

El momento eureka tuvo lugar en septiembre, cuando Ono y Zach Kent estaban de excursión en las Cataratas Tallulah en el norte de Georgia. Cuando andaba entre los bosques, notando los patrones en los cúmulos de árboles, Ono y Kent empezaron a pensar que podría ser similar a “andar” entre las particiones de números.

“Estábamos allí de pie en algunas enormes rocas, donde podíamos ver por encima del valle y oír las cascadas, cuando nos dimos cuenta de que las particiones de números son fractales”, dice Ono. “Ambos empezamos a reír”.

El término fractal fue inventado en 1980 por Benoit Mandelbrot, para describir lo que parecen irregularidades en la geometría de formas naturales. Cuanto más se aumenta la visión sobre las formas naturales “bastas”, más claro queda que realmente son patrones repetidos. No sólo los fractales son hermosos, tienen un inmenso valor práctico en campos tan diversos como el arte o la medicina.

Su excursión inició una teoría que revela una nueva clase de fractales, una que acaba con el problema del infinito para las particiones de números. “Es como si no necesitásemos ver todas las estrellas del universo, debido a que el patrón que se sigue repitiendo para siempre puede verse en una caminata de diez kilómetros a las Cataratas Tallulah”, dice Ono.

Las congruencias de Ramanujan se explican mediante la teoría fractal. El equipo también demostró que las propiedades de divisibilidad de las particiones de números son “fractales” para cada primo. “Las secuencias son todas finalmente periódicas, y se repiten a lo largo de intervalos precisos”, dice Ono. “Es como aumentar el conjunto de Mandelbrot”, añade, refiriéndose a los fractales más famosos de todos.

Pero esta extraordinaria visión de la súper-estructura de la partición de números no era suficiente. El equipo estaba determinado a ir más allá de simples teorías y llegar a una fórmula que pudiese implementarse en el mundo real.

El momento eureka final tuvo lugar en otro lugar emblemático de Georgia: el Cruce Spaghetti. Ono y Jan Bruinier estaba atascados en la carretera cerca de un famoso cruce de Atlanta. Mientras hablaban en el coche, llegaron a una forma de superar el método de complejidad infinita de Rademacher. Pasaron a demostrar una fórmula que requiere sólo muchos números simples finitos.

“Encontramos una función, a la que llamamos P, que es como el oráculo mágico”, señala Ono. “Puedo tomar cualquier número, meterlo en P, e instantáneamente calcular las particiones de ese número. P no retorna números desorbitados con infinitas cifras decimales. Es la fórmula algebraica finita que hemos estado buscando”.

El trabajo de Ono y sus colegas dio como resultado dos artículos que estarán pronto disponibles en el sitio web de la AIM.


Autor: Carol Clark
Fecha Original: 20 de enero de 2011
Enlace Original


¡Bon Voyage, Richard!

kakapo
Richard Henry ha sido uno de los kakapos (”loro nocturno“ en lengua maorí) más longevos de todos los tiempos. Murió en diciembre con 80 años, pero el gobierno neozelandés no lo anunció hasta el pasado jueves 13 de enero.

Richard fue descubierto en 1975, en Fiordland, Nueva Zelanda. Era el único kakapo de la isla y hasta se llegó a pensar que era el único del mundo.

Vivía solo en el valle Gulliver, cantaba diferente y su plumaje era ligeramente distinto. Era querido y muy especial, por lo que los científicos se esmeraron en que se reprodujera. Y en 1998 ocurrió, la kakapo Flossie fue la afortunada de ser la madre de sus tres polluelos.

Todo un éxito, porque la reproducción de los kakapos es muy difícil. No alcanzan la madurez sexual hasta los 11 años de vida y ponen unos ocho huevos (no todos fértiles) cada dos o cuatro años.
kakapo 2
Los kakapos son los loros más raros del mundo. Dicen que huelen a flores y miel. Su rostro, redondo y mofletudo, tiene unos bigotes que le sirven para tantear el terreno cuando recorre con su pico el suelo en busca de comida.

Los antepasados de estos loros volaban, pero al instalarse en las islas dejaron de usar las alas porque no existían depredadores y dejaron de necesitarlas. Así que el loro evolucionó al actual y rechoncho kakapo. Sus plumas tampoco son aptas para el vuelo, pero si para resguardarse del frío.

Es una de las especies más amenazadas (¿Adivináis por quién?), tan solo quedan 122 kakapos y sobreviven en las islas de Codfish y de Anchor.

Está en marcha un programa de cría, en cautividad y en libertad, financiado por el gobierno neozelandés y está funcionando.

VíA: Quo


Pinecrest Gardens Farmer’s Market

One of the benefits of living in South Florida in the middle of January is not only 73 degree Sunday afternoons, but also the ability to source some of the country’s best and most flavorful produce. With that said, there is no place better to check out the best of what Homestead and the Redlands has to offer than the Pinecrest Gardens Farmer’s Market in the parking lot and under the Banyan trees of the old Parrot Jungle. Fresh eggplant, greens, squash, grapefruit, beans, oranges, tomatoes, spring onions, herbs, mushrooms and zucchini are just a few of the items being sold by vendors from across South Florida. The Redlands Organics booth is one of the best and not to be missed. It’s local, organic and everything that’s right with regional and sustainable farming. There’s also some pretty good conch fritters from the pink trailer plus artisan breads, pastas, kettle corn, stone crabs, empanadas, pastries, flowers, crafts, cupcakes and more. Go there, buy local and support our farmers and small business entrepreneurs.



Un siglo del primer aterrizaje en un portaaviones

Posiblemente sea un poco exagerado, porque no era un portaaviones como tal, pero no creo que ese detalle importe mucho porque la aventura en sí fue lo suficientemente osada como para haber pasado a la historia como el punto de partida de la aviación naval.

ely_1
Eugene Burton Ely, junto a su mujer y al capitán del USS Pennsylvania después de la histórica aventura vivida el 18 de enero de 1911.

El uso de navíos como plataformas desde las que enviar a los cielos aparatos volantes tiene ya más de siglo y medio de recorrido. Fue el 12 de julio de 1849 cuando desde el navío de guerra austríaco Vulcano se envió un globo tripulado de aire caliente para bombardear Venecia. La cosa no salió bien, para fortuna de los venecianos, porque el viento se empeñó en mandar al belicoso globo en dirección contraria a la ciudad. Muchas experiencias similares tuvieron lugar con el paso de los años, como los famosos globos de observación unidos a barcos ideados por Thaddeus S. C. Lowe durante la Guerra Civil en los Estados Unidos.

Ahora bien, si de vehículos voladores hablamos, más allá de los globos, habrá que retroceder al año 1910 para tener ante nosotros algo que pueda parecerse a un verdadero portaaviones. El mérito de ser la primera persona en despegar y aterrizar sobre un barco lo tiene una sola persona, el osado piloto Eugene Burton Ely.

Si digo que era un tipo osado me quedo muy corto. ¡Vivía para el riesgo! El audaz Eugene murió como había vivido, en plena acción, pues en octubre de 1911 encontró su final en una exhibición aérea, pocos meses después de convertirse en todo un héroe.

Cuando el siglo XX apenas había comenzado, Ely se encontraba ya centrado en la competición con vehículos motorizados. Lo que más le gustaba era participar en carreras de automóviles pero pronto tuvo oportunidad de participar en una competición muy diferente. La historia de cómo se convirtió en piloto de aviones tiene su miga. A comienzos del año 1910 Ely, que vivía con su mujer en Portland, trabajaba como vendedor para un empresario llamado E. Henry Wemme. La pasión por las máquinas del jefe de Ely era tanta como la suya propia, pero la maña no era algo que pudieran compartir. Wemme compró la licencia para vender aviones biplano Curtiss en parte de la costa oeste de los Estados Unidos pero, para su desgracia, no era capaz de hacer volar el avión para demostraciones que había comprado. Y ahí es donde entra Eugene Burton Ely en acción, pues con atrevimiento sin límites apostó con su jefe a que él sería capaz de pilotarlo pues, tal y como pensaba, debía ser tan sencillo como conducir un coche. Dicho y hecho, leyó el manual, despegó y, cómo no, se pegó un golpe de los que hacen historia. El Curtiss no quedó del todo mal, pero ante una metedura de pata como aquella el bueno de Ely decidió comprar los restos del avión a Wemme.

¿Qué podía hacer con un avión casi convertido en chatarra? Lo único en lo que pensaba era en volar. Aunque se había estrellado, los pocos segundos en que pudo sentir el poder de la máquina bajo su mando fueron suficientes como para que el veneno de la aviación empezara a correr por sus venas. Con el paso de las semanas fue arreglando la nave, aprendió a volar en solitario y, pocos meses después, su atrevimiento ya había dado sus frutos: contaba con un avión propio modificado y adaptado a su gusto partiendo del original, había encontrado un nuevo trabajo en la empresa del mismísimo Curtiss y, además, logró una licencia oficial de piloto. ¿Se puede pedir algo más?

2
Eugene Burton Ely se aproxima al USS Pennsylvania para realizar el primer aterriaje sobre un navío de la historia.

Pues sí, mucho más, porque los siguientes meses de su vida fueron asombrosos. Llegamos al mes de octubre de 1910 y, he de recordarlo, hacía menos de un año que Ely se encontró con un avión por primera vez en su vida. Ahora ya era piloto, y de los buenos, una carrera impresionante. Ely, Curtiss y el capitán Washington Chambers, de la Marina de los Estados Unidos, tuvieron una reunión muy especial. De ese encuentro surgió la idea de realizar un experimento capaz de responder a esta pregunta: ¿se podrán embarcar aviones en buques de guerra? La idea no era sólo transportarlos, ni tan siguiera llevar a bordo hidroaviones, nada de eso, lo que les rondaba la cabeza era despegar desde un barco. Muchos decían que eso era de locos, y puede que lo estuvieran, pero cuando a Ely se le ocurría algo arriesgado no paraba hasta convertirlo en realidad.

El 14 de noviembre de 1910, sobre una cubierta temporal construida sobre el crucero USS Birmingham, un avión Curtiss tomó carrera y cayó hacia el mar. A bordo, como no podía ser de otro modo, un piloto muy especial, Eugene Burton Ely, intentaba por todos los medios no darse un buen golpe contra el océano. Las ruedas del aparato rozaron las aguas pero su habilidad hizo que el aparato remontara el vuelo. Vale, no fue muy elegante, terminó por aterrizar en una playa y no en la base de Norfolk como estaba previsto, pero para ser la primera vez que un avión despegaba de un portaaviones, aunque fuera un simple barco con la pista improvisada, tuvo un mérito tremendo.

a
Aproximación final.

b
¡Aterrizaje perfecto!

Sí, ya era un héroe, pero para la Marina no dejó de ser un pequeño juego. Buscaban crear verdaderos portaaviones y no era tolerable eso de besar el agua antes de volar de verdad. Por eso, hace hoy un siglo, el 18 de enero de 1911, un avión Curtiss pilotado nuevamente por Ely, se preparó para hacer historia con mayúsculas. El crucero USS Pennsylvania, dotado de una cubierta de vuelo mejorada y anclado en la Bahía de San Francisco, fue el testigo de un nuevo experimento. En las semanas anteriores se había perfeccionado el sistema de despegue, ya se pensaba en el uso de catapultas pero, había algo que no se atrevían a probar. Tuvo que ser Ely, nuevamente, quien actuara como piloto de pruebas. La pista sobre el crucero estaba desierta y todos a bordo miraban al cielo. Allá, a lo lejos, apareció la sombra volante de un avión Curtiss que había partido de un aeródromo cercano. Parecía algo insignificante, una mosca en medio del océano. Poco a poco se fue aproximando y, otra vez, se repitió la historia. La mayoría de los presentes pensaba que el piloto terminaría muy mal, era una locura, lo repetían una y otra vez, pero la osadía tuvo su premio.

3
Un momento de tranquilidad antes de continuar con la aventura.

Me hubiera gustado esta allí para contemplar la escena. Al igual que hoy día sucede en decenas de portaaviones, cuando aterrizan los modernos cazas a toda velocidad y son frenados por un sistema de gancho y cable, el famoso tailhook, el genial Ely se aproximó al USS Pennsylvania y, a la primera, engarzó su gancho a los cables en cubierta y aterrizó sin problemas en una maniobra perfecta. El asombro fue general, un chaval de 24 años acababa de hacer historia abriendo la era de los portaaviones pero, como si nada de eso fuera con él, al cabo de menos de una hora de haber aterrizado, después de las fotos, el aperitivo y los halagos, Ely volvió a tomar los mandos de su Curtiss para despegar impecablemente desde el improvisado portaaviones, rumbo a tierra.

d
De nuevo en el aire.

| Fotografías vía Telstar Logistics |


Cats in glasses!

You know, I really lucked out with my cats. I got four great little critters who are loving, well behaved (for the most part), get along with each other and are extremely patient. I’m so glad I have kitties who let me dress them up! I’ve been putting dresses puppies and kittens for as long as I can remember and I have the pictures to prove it. (I’ll post a few some time, they’re at my parent’s house.) Yesterday the kitties all tried on glasses.

Professor Stingray!

Doctor Octopus!

(I know, that last one if out of focus, but I just can’t get over how funny it is!)
Squid!

And Leaf!

Hehe! These pictures make my crack up every time I look at them.
Hope you’re having a lovely morning (day or night, where ever you happen to be in the world!)
xoxo


I’m a Bit of a Softy…and my necklace will tell you the story {and a discount}

Once you get to know me,
you’ll find out really quickly that I’m a huge sap.

Like I’m really into sentimental stuff.
Love letters, scrap books, family heirlooms.
You get the idea.

So when Amanda Lynne Designs contacted me
and said she wanted to design me my very own
b + a necklace
inspired by a tree carving,
I was giddy.

 

Almost grade school giddy.
A time when kiddos were so innocent,
that carving your initials next to those of your sweetie
was a declaration of true love.
The good ole days.

And then, my glorious and whimsical necklace arrived
and I got to thinking even more.
About the days when my hubby and I started dating.

About the flutters that started in my tummy,
went up my chest,
until they nearly exploded in my smile
every time he looked at me.

About our first date,
when he took me to a bookstore
and asked me to pick out three books
that would tell him everything he needed to know about me.

About the entire year we spent dating long distance,
and how a piece of my heart nearly died every day that we were apart.

About the day I answered his phone call from Wyoming
and he told me he found a job in California
and he was moving here
to be with me

Forever.

I still blush when I think about those days.
And while I love my hubby more today
than ever before,
I sometimes get sad that we’ll never
be back there again.

Back to the nervous excitement you feel
when your eyes meet or when your hands touch.

And for me,
this necklace reminds me of that time.
The good ole days.

Because today we have different reminders
of our evolved true love.
And he has he Momma’s eyes
and his Daddy’s smile.

But every now and then
it’s nice to look back and remember when…

So thank you Amanda Lynne Designs,
for my sentimental reminder.

What do YOU miss about the good ole days?
Tell me. Tell me!

 

 

Some of you noticed that I was wearing my new necklace in the
Amanda Lynne Designs has a bunch of other designs that will make you feel giddy!  AND they are perfect for Valentines Day:

 

 

 

 

 

 

And don’t you think that all of us Bloggy BFF’s
need this matching bracelet?!

Photographer #205: Yang Yongliang

Yang Yongliang, 1980, China, approaches photography in a very unique way. He studied traditional Chinese art and calligraphy from an early age. He recreated Chinese Shanshui paintings with the use of a camera in order to express himself and the subjects that concern him. It is a combination of the layout of these traditional paintings with images of construction sites, cranes, traffic signs and more which he arranges in a way that from far they look just like an original painting, but when coming closer one can see the detailed photographs. On his website we can see the details of his masterpieces. The following images come from the series Artificial Wonderland, Viridescence, Phantom Landscape III and Phantom Landscape Pages.



Website: www.yangyongliang.com


Lighter Transformer

Very interesting stuff made from lighter parts.

lighter

lighter

lighter

lighter

lighter

lighter

lighter

lighter

lighter

lighter


Bus Shelter Ad Keeps Commuters Warm While They Wait [Pic]

Under an innovative ad campaign by Colle + McVoy, oven-like bus shelters were set up in Minneapolis.

What To Do When You Find Something Cool On The Internet


Congratulations, you found something cool on the internet. Now you can use this handy dandy flowchart to figure out what you should do next. (more…)


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 2,855 other followers